Revista satírica de actualidad

Category archive

Deportes

Un jugador holandés reconoce “tener miedo” del rival

Deportes

futbolista_miedo

Van Mathaos, defensa holandés del Fayagoold reconoció en rueda de prensa “tener miedo” de su próximo rival en la Europa League, el Maccabi de Levantaar. A la pregunta de un periodista: “¿Tenéis miedo del rival?” no le siguió el esperado “Miedo no, pero respeto sí”.  No. En esta ocasión el capitán barriobajero (nacido en un barrio de los Países Bajos) sorprendió a todos los presentes al afirmar que: “Sí. Un poco de miedo sí que tenemos. Porque son mejores que nosotros y porque si quedamos eliminados nos echarán a la calle a casi todos. Y esto un poco de miedito sí que da. En el fútbol a veces sí hay rivales pequeños, como nosotros, que no metemeos un gol ni a la puerta de Alcalá.

No es la primera vez que Van Mathaos entra en polémicas. Hace cinco años incendió las redes sociales al declarar que “el fútbol no siempre es así. No podemos decir que son 11 contra 11 porque de vez en cuando expulsan a jugadores.”

Un equipo de fútbol podría ser descalificado por recibir ayuda divina

Deportes

 

penalti
El reverendo Cordado junto a Matías Kepler durante una tanda de penaltis.

El guardameta del Botafumeiro de Sao Paulo asegura que Dios le ayuda a detener los penaltis.

Matías Kepler, portero del Botafumeiro de Sao Paulo es conocido por detener casi todos los penaltis que le lanzan. Esta temporada ha atajado 14 de 29 convirtiéndose en el nuevo héroe de Brasil. “Se trata de entrenamiento, estudio de los rivales y de la mano de Dios ayudándome a pararlos”, asegura Kepler, quien nos explica una de sus ayudas divinas favoritas: “Cuando el delantero va a dispararme a veces me viene a la mente Proverbios 4, 27, que dice: “No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal” … entonces no me muevo y ¡Pum! El penalti va al centro y lo paro”. Pero Matías reconoce que a veces se dan situaciones teológicamente complicadas: “¿Y si el delantero también cree y chuta con fe declarando Proverbios 23, 28 que dice “una a una las hace caer en la red”?” Ahí tenemos un conflicto que clama al Cielo, reconoce Kepler.

La Federación podría considerar alineación indebida al jugar con 12

La Federación Brasileña de Fútbol está investigando el caso y se reunirá de oficio el próximo martes para determinar si esta supuesta ayuda divina puede considerarse alineación indebida. En caso afirmativo, la intervención sobrenatural supondría una violación del artículo 128 del reglamento y se podría dictaminar que el Botafumeiro FC habría contado con 12 jugadores sobre el terreno de juego, algo que el reglamento prohíbe tajantemente. Las casas de apuestas ya han detectado un incremento de las pujas a favor del empate para el próximo encuentro entre el Botafumeiro y el Peñagol, que contará con tres creyentes por cada equipo ¿Saldrá una cruz en las quinielas?

Teólogos confirman que el Real Madrid es más cristiano que el Barça

Deportes

babelSegún La Biblia, el himno del FC Barcelona representaría el mal y el del Madrid el bien.

Los himnos de ambos clubes nos revelan la base bíblica en la que se fundamentan ambos clubes” afirma Deshy Shlomo en un polémico artículo en Cismaty Today. Según Shlomo, la letra del himno catalán se identificaría con los altivos enemigos divinos que levantaron la Torre de Babel: “No importa de dónde vengamos, si del sur o del norte. Eso sí, estamos de acuerdo […] tenemos un nombre, lo sabe todo el mundo: ¡Barça!”. Estas frases parecen estar inspiradas en Génesis 11, 4 según algunos biblistas: “Edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra”. Shlomo ve claro como “barcelonista y babelianos enfatizan en que, ya sean esparcidos, vengan del norte o del sur, lo importante es que el mundo sepa que tienen un nombre y que nadie los podrá doblegar”. En esta línea, el profesor reformado Benji González añade: “Tanto en Babel como en Catalunya hubo líos por hablar idiomas diferentes y querer independizarse de la autoridad oficial establecida ¿Paralelismo casual? No lo creo“.

El cántico barcelonista se inspira en la osadía de La Torre de Babel. El del Madrid en Salmos de David

Como contraste al himno babeliano del Barca, el del Madrid es un salmo de concordia”, apunta el teólogo guatemalteco Mariano Racarajoy. “El himno merengue apela a Las Glorias, al blanco y al limpio que no empaña. Menciona a las mujeres de forma positiva (las mocitas madrileñas) y se enumeran valores como el respeto, la caballerosidad, la generosidad y el honor. A diferencia del himno culé, el cántico madridista tiene en cuenta al prójimo, pues cuando pierde da la mano sin envidias ni rencores, como bueno y fiel hermano. Sin embargo, este concepto de hermandad o amor al enemigo están ausente en el himno barcelonista”, asegura Racarajoy.

LOS COLORES TAMBIÉN LO CONFIRMAN

Eruditos como Thomas Roncero de la Universidad de Colombia se suman a la hipótesis de un Real Madrid más bíblico basándose en el análisis de los colores: “No hay más que fijarse en las equipaciones. Para los hebreos, el mar azul es símbolo del mal. Los judíos de La Biblia tenían miedo a viajar por el Mediterráneo y las bestias del Apocalipsis emergen de ese mar azul. Por otro lado, Isaías 1, 18 afirma que “si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos”. La conclusión es obvia: El azul y  el grana simbolizan el pecado. En contraposición, la promesa final de La Biblia consiste en que “quien venciere será vestido de vestiduras blancas” (Apocalipsis 3, 5). “¿Y qué barcelonista querrá estar vestido eternamente de blanco?”.

ALGUNAS DIVERGENCIAS

Pero no todos los teólogos lo ven todo tan blanco. El biblista Jordi Pons cree que “si se saca a La Biblia de su contexto y de su intención pastoral original podemos hacerla decir lo que queramos. Tú puedes decir que el Madrid es más cristiano y yo que el Barca es más messiánico. Pero La Biblia no tiene nada que ver con este mal uso de los textos que por desgracia hoy vemos tan frecuentemente”.

Ir a Menú